mANhaTtan y sus pEnES

Hoy me he despertado muy excitada. Después de asearme y mientras hacía mi entrenamiento de mindfulnes (meditación), los pensamientos inoportunos se me escapaban hacia la reconstrucción  del sueño que he tenido. Perturbador. Ayer mi hija me sorprendió con un trozo de piel de un dragón de Komodo que traía del cole. Sentí curiosidad y me puse a buscar información sobre esos bichos y resulta que tienen dos penes. Carajo. Enseguida me  fui a dormir. En la noche me convertí en una arquitecta de lo más cool. El sueño fue agitador. Comenzó con un agradable paseo a pie para ir a trabajar. Era un hábito diario que no perdía para poder presumir de buen culo. El día era frío pero los rayos de sol que se colaban entre los edificios de la segunda avenida  me hacían sentir bien, aunque…, había algo extraño esa mañana. La ciudad se veía diferente. Cuando llevaba cinco minutos de paseo me di cuenta de que los rascacielos de siempre se habían transformado en soberbias arquitecturas falo-céntricas (palabra acuñada por Lisa Simpson). Todos esos edificios  que había conocido en revistas o en mis viajes abrazando el globo, ahora los tenía delante, uno detrás de otro, insinuándose a mí de mil maneras distintas. Sentía como pretendían seducirme para conquistarme. Cada uno lo hacía a  su manera. Algunos  se alzaban erectos, arruga sobrante, como la torre Foster de Londres. Un paso más adelante, la torre Agbar de Barcelona.  Otros eran un poquito más “normcore”, limpios, naturales, como la torre de agua Ypsilanty en Detroit. Su prepucio tan perfecto  hizo despertar algo entre mis piernas. ¡Qué buenas vibraciones había en el aire de Manhattan!  También los había en pareja presumiendo de amor perfecto como las Marina City de Chicago, como mi dragón de komodo. Y más allá pasada la plaza bailaban revoltosas y juguetonas a modo de trío las torrecillas culebrescas de Zaha Hadid en Dubai. Me lo estaba pasando pipa entre tanto pene suelto. ¡Caramba lo que daba de sí ese trocito de piel!

De izquierda a derecha y de arriba abajo. Torre de agua Ypsilanty, torre Foster de Londres, torre Agbar de Jean Nouvel en Barcelona, iglesia cristiana en Dixon, Illinois.

Pero cuando doblé la esquina con la quinta, sentí un sobresalto. El divertimento de segundos antes desapareció. Me tensé. Todo cambió. ..Ya no había luz, tenía mucho frío. Los tríos dieron paso a deformidades asombrosas insultando al poliamor. Las  desaparecidas  y sobrias vergas gemelas me invitaban a unirme a ellas pero ahora se transformaban en monstruosas Torres Velascas de Milán. Sus prepucios cuadrados cada vez eran más voluminosos y de sus ventanas surgían testículos deformes a modo de naves nodrizas secuestrando a las mujeres. Éstas hacían lo imposible por escapar. Empecé a correr. Los espermatozoides del famoso dibujo de Alejandro Zaera Polo  para su proyecto del concurso en el World Trade Center tras el 11S, me perseguían tan veloces como lo hacen dentro de una vagina. No tenía escapatoria. Terminaría fatalmente follada, devorada, tragada por la sucesión infinita de vergas inquisitoriales. El paisaje era espeluznante y para entonces me sentía desorientada y aterrorizada. Me quedé paralizada. Decidí dejarme engullir por el destino. No sé cuánto tiempo estuve en aquella situación pero, no recuerdo cómo, apareció Super Man, me cogió de la mano y abriendo su capa echamos a volar. Las zahas, nouveles, y otras estrellas falísticas se hicieron cada vez más pequeñas hasta que desaparecieron. Super Man y yo volamos los cielos de USA para terminar muy abrazados en la cubierta del único edificio del mundo en forma de polla (ni alzado ni sección, desde el cielo podía ver una planta perfecta con el pene medio erguido y los huevos encajados en su sitio). En el tejado de esa iglesia pollística se respiraba paz y Super Man era más que Super Man…, y yo me quedé tranquila…, y desperté.

De izquierda a derecha Torre de Zaha Hadid en Dubai, proyecto de Alejandro Zaera Polo para el World Trade Center en Manhatan y las torres Velascas de Milán.

Mara Blixen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: