ANAIS NIN. ¿PUTA O SANTA?

Por más que en sus diarios y relatos pornográficos dispense una libertad sin cauce apostando por un sexo muy variado (desde el ‘affaire’ con su padre al canibalismo erótico con Henry Miller), Anaïs Nin no es una golfa, sino una reina del talento, la valentía y el incesto que condicionó su vida. En función de lo que necesitaba relatar de ella misma, estableció en su jurisdicción una leyenda tumultuosa aliñada con un suave rostro ‘brancusiano’ y un coraje arriero. Su biografía se reparte en grandes bloques de tiempo donde siempre hay varios hombres orbitando y un sin fin de páginas escritas: algunas con la vulva, otras con los nervios, todas con el pulso de una autenticidad altísima. Anaïs Nin apostó por el satanismo de no reprimirse y clavar en su propia alma los alfileres de ese vudú que armó contra cualquier señal de mansedumbre.

Leer más. BE READER, BE SEXY!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: