El SEXO de los terremotos

the-age-of-earthquakes-coupland
Título: La era de los Terremotos; Una guía hacia el Presente Extremo.

Let me alone!, o ¡déjame en paz!, escribo este ensayo a modo de rap. Y no te pierdas en el móvil mientras esperas mi respuesta porque no la habrá. Precisamente porque sé que es lo que anhelas… Y todo porque este presente extremo te tiene absorbido, ¿sí o no?  Ya contesto yo. Sí, y más de lo que eres capaz, ¡tonto! ¡Pero si ese del costado es mucho más interesante que Pablo Android! Su nombre indica su total imbecilidad. Andro-ID! ID, ID, ID-iooooota… ¿No lo ves aún? Entonces, ¿por qué te sientes empequeñecer si no te compras un mac o una galaxia gravitacional? Más rap. Steve Jobs en doscientos años no será más que la vena azul que nunca tuve por mucho que intentara convencer la otra noche en la cena del Viso, de que ostento un placentero y slowly Ducado. Quizás en trescientos años más, ya no utilicemos el móvil o, mejor aún, ¡nosotros seremos el móvil! O quizás, solo quizás, tendremos sexo intranético, es decir, unipersonal; osea, sin nadie. No necesitaremos a naaaa-di-e. ¿O sí? ¿Ganará lo individual o lo colectivo? Esa es la gran pregunta del siglo, o eso defienden los “tres mosqueteros”… Si gana lo individual, entonces el sexo si será intranético, como decía… Eso sí, previo pago y acabando por fin con la prostitución. Intentaré explicar por qué. Definiremos el sexo que queramos en cada momento, tan solo con nuestra valiosa imaginación.  A veces será largo, otras en pareja, quizás algunos dibujen en su database una orgía romana… Será tan a gusto nuestro que, me atrevo a postular que el homo sapiens aún no ha descubierto las cotas más elevadas del erotismo…

Tú tienes el poder porque tu generación será la única en morir. Pero no te engañes más de lo conveniente cuando deseas algo inalcanzable que enlatan en la red. ¿No ves que la tatuada y gorda de Lenny, Lenny Dunham, sí, esa, la fea de “girls” rompe audiencias? Y lo hace porque es de verdad, porque el vecino del sexto sexista es follower de las tops de Instagram, pero a la que desea hasta rezumar baba por cada orificio de su cuerpo, es a la pecosa del cuarto. Hasta a mí me gusta y eso que vivo en un chalé y sin vecinos… Es muy divertida la manera en que la mayoría de la gente que parece tan nice se convierte en trolls y monstruos cuando bucean en la red en el onanismo de la noche… Si alguien grabara las extravagancias que buscan cuando cuelgan el Armani sin arrugar antes de cenar…

the-age-of-earthquakes-obrich

Rapeo y rapeo y la Tierra tiembla, y termino de leer “The Age of Earthquakes” (he cambiado el título del post a antojo) con una amplia sonrisa y relajada, muy relajada. Pero es que no hacer nada se ha convertido en algo francamente difícil de conseguir, porque con nuestro device pegado a la lengua, jamás estamos unbusy, y el aburrimiento se ha convertido en un bien escaso. Pues ahora mismo voy a no hacer nada. Lo que deseo es abrir una botella de whisky del buenísimo y que me metas un poco de mano o…, mejor que lo hagan “ellos”, que siempre pone más. “Ellos” son los tres molones, Basan/Coupland/Obrist, los autores del simpático y nada insustancial libro La Era de los Terremotos, que me ha dado tanto juego como para escribir este texto a minuto por línea, adelantando al presente y que no voy a corregir. Me voy a por el Chivas pero antes quiero transmitirte una idea (quizás alguno crea que peca de tonta pero ojo con lo que piensas…): Todo el mundo en el sexo de los terremotos siente exactamente igual que tú. Cuidado.

Y me parece algo bizarro haber escrito este texto. ¿Acaso parezco yo?

Mara Blixen.

5 comentarios sobre “El SEXO de los terremotos

Agrega el tuyo

  1. Ya me has puesto deberes…. “La Era de los Terremotos”… Ya tengo dos libros para este mes… Ufffff y ya estamos a mediados.
    ( con este post, te has salido. O tal vez simplemente estás en tu línea. Pero me ha llegado muy adentro)
    Mil besitos rapeados

    Me gusta

      1. Pues espero no decepcionar con la respuesta.
        Tras leer los capítulos de tu novela, poco a poco y con parones prolongados, ( me ha encantado Heidi), y unos poemas de diversos blog, resulta que mi escritor favorito estos últimos tiempos ha publicado de nuevo. Santiago Posteguillo. Así que el otro es “La legión Perdida”.
        Me encanta la historia de Roma. Asi que tengo mucho que leer y disfrutar.
        PD: colaboraras con Placeroral? De verdad, que me encantaría que así fuera.
        Besitos sísmicos.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: