Frota fuerte Mara…

Siento el cuerpo cómo empieza a desarmarse y estrujo los guantes de crin frotando fuerte para ralentizar el surgimiento de la vejez.

Termino con agua fría que tensa los músculos, y así aguanten dos o cinco años más, quizás alojen diez. Cuidadas bellezas naturales las de ahí adentro, y mi alegría quiere ser la de Irene, que recomendaba el hielo para mantener despierto el plastón de la cabeza hasta el mismo día de la muerte. Si me oye, debo decirle que ahora los tiempos corren por dermis  casi vacías pero jóvenes, y ya nadie muere hasta que se desconoce.

Mi abuela, fue discreta y domada, además bella, aristócrata y blanca. Seguro que mañana mucho antes de que su viejo abra, no tendrá miedo a nada, ni siquiera ya a la vejez. ¡Qué suerte!

Recuerdo su último gemido, fue a mi lado. Escuché el estertor a las 6:18 de la mañana, en un hospital para morir con lujos de botox. Hace ya casi veinte años. En los últimos días, la mirada de su braga era aún expansiva, tanto que llenaría una sartén pequeña si se pusieran las arrugas mías a un lado…

Mara Blixen.

2 comentarios sobre “Frota fuerte Mara…

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: