El rapto de Europa

En esta maleta no cabe casi nada de lo que compré anoche en la casquería del barrio hebreo. Es tan diminuta que debes abrirte paso estacando una aguja bien grávida; hilvanándola con encajes antes de deslizar viandas a su interior. De un brinco, caerán en blando sobre los hipocampos de viajes facturados.

Sus paredes férreas hinchan músculo solo si raptaron dolor, también hedor.

Cuidado. No quieras correr aunque te hundas. Su interior es un piélago solitario pero en continuo adiestramiento de historias pasadas y no vividas.

Lástima que no haya billetes para maniquíes.

Un momento. ¿Y si antes de irme te dejo en compañía del rapto de Europa? Esa gorda montada en toro frente al aparcamiento de llegadas.

el-rapto-de-europa-mara-blixen-mito

No estarás sola. Es más, los pájaros dormirán sobre tu altanería. Viajantes, turistas, gobernantes barbudos rozarán bronce, sonrisas. Esas con las que garbeas plácida sin ruborizar mirada. ¿Cuántos anclarán fotogramas para sus alcobas?

Creces.

Me hincho.

Quizás el sol estropee tus mejillas. Creta está cerca. Además, poblarán sillas y jardines en vuestra sombra. Harás hogar, serás estrella, tranquila.

Pero…

¿Si al volver ya no quieres saber de mí?

Mara Blixen.

El mito comienza con el rapto de la bella Europa por Zeus, que deseaba poseerla. Sigue leyendo

Cartel original de la miniatura de la entrada. Más.

rapto de europa 4

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: